La NASA ha seleccionado a SpaceX para continuar con el desarrollo del primer módulo de aterrizaje humano de fabricación privada que llevará a los próximos dos astronautas estadounidenses a la superficie lunar.

El cohete Sistema de Lanzamiento Espacial o SLS de la agencia lanzará a cuatro astronautas a bordo de la nave espacial Orion para su viaje de varios días a la órbita lunar.

Allí, dos miembros de la tripulación se trasladarán al Sistema de Aterrizaje Humano de SpaceX (HLS), basado en el cohete en pruebas Starship para el tramo final de su viaje a la superficie de la Luna.

Después de aproximadamente una semana explorando la superficie, abordarán el módulo de aterrizaje para su corto viaje de regreso a la órbita, donde regresarán a Orion junto a a sus colegas antes de regresar a la Tierra.

El valor total de adjudicación del contrato a precio fijo y basado en hitos es de 2 mil 890 millones de dólares.

SpaceX ha estado trabajando en estrecha colaboración con expertos de la NASA durante el período base de rendimiento de HLS para informar el diseño de su módulo de aterrizaje y garantizar que cumpla con los requisitos de rendimiento de la NASA y los estándares de vuelos espaciales tripulados.

Un principio clave para los sistemas seguros, estos estándares acordados abarcan desde áreas de ingeniería, seguridad, salud y áreas técnicas médicas”, señaló la NASA.

La nave espacial HLS de SpaceX, diseñada para aterrizar en la Luna, se apoya en los motores Raptor probados de la compañía y en la herencia de vuelo de los vehículos Falcon y Dragon.

El aterrizador lunar Starship incluye una cabina espaciosa y dos esclusas para los astronautas.

La arquitectura está destinada a evolucionar hacia un sistema de lanzamiento y aterrizaje totalmente reutilizable diseñado para viajar a la LunaMarte y otros destinos.

Paralelamente, la NASA tiene la intención de implementar una adquisición competitiva para servicios sostenibles de transporte de superficie lunar con tripulación que proporcionará acceso humano a la superficie lunar utilizando la estación orbital lunar Gateway de forma periódica más allá de la misión de demostración inicial con tripulación.